Hola!

Este blog es parte de un sueño que tengo a futuro, es parte de mí, aquí estan mis ideas, opiniones, pensamientos y sentimientos.

Es el mundo que se encuentra en mi cabeza, un mundo muchas veces complicado y extraño...muchas otras claro y comprensible...

Te invito a que me leas y dejes tus opiniones.



La magia de los libros

Desde el día en el que aprendí a leer me enamore de los libros, de las palabras, de las letras, de los signos de puntuación, de lo que se dice y lo que se deja de decir, me enamore del olor de las hojas de los libros, de la textura de sus páginas y de lo que hace mi imaginación al leer una historia.



Me enamore de los libros por su magia, una magia que me llena cuerpo, mente y alma al mismo tiempo, una magia encantadora, que imagino como una luz rosa que me rodea mientras disfruto de una buena lectura. Es una magia que me envuelve, quedándome atrapada hasta la última palabra.


¿Puede existir algo más genial y perfecto? Un libro puede atraparme y llevarme a su mundo. Puedo pasar horas sin siquiera pestañear si el libro es bueno, puedo leer en todas partes, sentir lo que leo, porque lo imagino a tal punto que lo siento, me convierto en la protagonista del libro, me alegro y sufro según avanza la historia.


Amo los personajes aparentemente imposibles, rebeldes, pero que tienen una marca en el alma que muchas veces los justifica. Me enamoro de la descripción que el autor le da a los paisajes, a los personajes…me enamoro de las vivencias y lo que sienten esos personajes ficticios, pero tan reales para mí.


Quizás unos de los libros que me ha marcado más es Juan Salvador Gaviota, de Richard Bach, por el magnífico mensaje que nos deja, por su fácil lectura y porque definitivamente llegó a mi vida justo en el momento indicado.


He leído mucho más de lo que una joven de mi edad lo hace, he leído y quiero seguir leyendo, quiero seguir hundiéndome en las páginas de los trillones de libros que me quedan por leer, porque ahora es me quedan historias y personajes por conocer.


Quiero respirar vivir lo que dicen todas esas páginas, quiero ser la protagonista de todas las historias, es que esa magia es tan sabrosa, tan intensa y enriquecedora…. Quiero escribir muchos libros y que las personas que los lean se enamoren de ellos, de la historia, de los personajes, de las páginas, de las palabras y hasta de los signos de puntuación, de lo que se dice y de lo que se deja de decir.


Me gustaría que la magia de los libros, de la lectura, arropara el mundo, que todos disfrutaran de una buena lectura mientras toman una bebida caliente en un lugar solitario, para que puedan viajar y convertirse en los protagonistas de la historia.

DERECHOS RESERVADOS
GABRIELA TORO

Tengo Ganas de Ser




Tengo muchas ganas de seguir creciendo, de volar y soñar que nada en este mundo es imposible si se hace de corazón. Tengo ganas de seguir amando y ser amada, tengo ganas de sentir que tengo amigos de verdad, sin mentiras, sin secretos, ni rencores. Tengo ganas de que un amigo me diga que me extraña y que no he dejado de ser importante.

Tengo ganas de un abrazo sin que me apuñalen por la espalda, tengo ganas del beso que me llega a través del viento y de ese susurro que llega a mis oídos. Tengo ganas de ser, tengo ganas de no sentir nunca más el rencor, la desconfianza y el miedo. Tengo ganas de vivir en el mundo que tanto he soñado, que he dibujado desde niña, ese mundo que me llama en mis sueños, ese mundo que siento tan mío.


Tengo ganas no salir corriendo y encarar los demonios que se me presenten, de saltar la piedra y no caer, de caer y levantarme, de llorar por pura felicidad, de gritar de alegría, de gritar para expresarme, de gritar para que me escuchen, de gritar para que me calmen con un abrazo. Tengo ganas de sentir el viento, de respirar la bruma del mar, de sentir las el movimiento de las olas, de sentir la lluvia en mi rostro y no las lagrimas de tristeza.

Tengo ganas de que me escuches, tengo ganas de que te intereses en mí, tengo ganas de abrazarte y no dejarte ir. Tengo ganas de decirte las verdades, de no ocultar, de no callar. Tengo ganas de romper mil espejos que me ocultan lo que sientes, quiero verte de verdad, tengo ganas de ver en tus ojos lo que ocultas, siempre hay algo oculto.

Tengo ganas de derribar las barreras, tengo ganas de que no existan barreras, tengo ganas de luchar, tengo ganas de vencer.


Tengo ganas de brillar, tengo ganas de que me notes en el cielo como el resplandor más hermoso, tengo ganas de sentirme como lucero que no muere con el tiempo.

Tengo ganas de sentir amor, pasión, ternura, tengo ganas de ser miel. Tengo ganas de seguir siendo la miel que alimenta a mil abejas que a su vez se posan entre las flores para admirar su belleza.

Tengo ganas de un amigo sincero, de un amigo que me diga, que me hable, que mire, tengo ganas de una amistad que dure para siempre, que no se vaya, que se quede, que me quiera.

Tengo ganas de respirar el olor a tierra mojada, de sentir la hierba entre mis dedos, tengo ganas de sentir el calor del sol en mi cuerpo.

Tengo ganas de que el mundo encare su realidad, afronte lo que es y en lo que se convertirá.

Tengo ganas de que me leas, tengo ganas de atreverme a escribir siempre así, tengo ganas de atreverme, de ser, tengo ganas de oler las páginas que escriba en un libro viejo dentro de muchos años.

Tengo ganas de cantar y de bailar, tengo ganas de arrojar la vergüenza lejos y que el viento se la lleve para que nunca vuelva.

Tengo ganas de pintar con mis dedos, de jugar con los niños, de reír con ellos, tengo ganas de siempre seguir siendo una niña.

Y al fin de cuentas TENGO GANAS DE SER, TENGO GANAS DE VIVIR Y TENGO GANAS DE QUE TU SEAS TAMBIÉN.


GABRIELA TORO.(En un momento de sinceridad e inspiración)

25/10/09

DERECHOS RESERVADOS
GABRIELA TORO


posted under | 0 Comments

Basicamente, basicos!



Si hay algo de lo cual las mujeres nunca nos cansamos de hablar es de la mente tan básica que domina a los hombres, sí, no creo ofender a nadie ya que es algo que está a la simple vista, en la arepa de cada día.




No sé si la cuestión es que nosotras somos muy complicadas o los hombres son demasiado básicos, lo cierto es que más de una mujer ha sufrido de un fuerte dolor de cabeza gracias a un hombre, bueno a los hombres en general, porque siempre estamos rodeadas de hombres: Padre, hermanos, primos, tíos, compañeros de estudio o trabajo, amigos, novios, esposos, vecinos, en fin todos los hombres en nuestro entorno, todos y cada uno de ellos son básicamente básicos.

Las mujeres podemos hacer tres mil cosas a la vez, atender al bebe, revisar la tarea de la niña que está en cuarto grado, hacer el almuerzo, lavar los platos, arreglar la casa, lavar la ropa, preparar la comida del día siguiente, cuadrar el presupuesto del hogar, calcular el consumo de gastos que se hará en la construcción que estamos supervisando... Los hombres por su parte, no pueden hacer dos cosas de esta lista al mismo tiempo, es más, intentarlo siquiera provoca un corto circuito en sus neuronas, no porque sean poco inteligentes, no, es que parece que solo les gusta ejercitar sus músculos, aunque debo admitir que no puedo meterlos a todos en el mismo saco.

Sí, lo sé, hay hombres excepcionales que se destacan en muchos sentidos, pero tristemente no son la mayoría. Ahora bien, ¿Por qué los hombres son básicamente básicos?, muchas veces es culpa de nosotras mismas, desde la madre que no deja hacer nada al niño por sí solo, hasta la novia o esposa que para mantenerlo encantado no lo deja ni pensar, le hace todo, planea todo, ordena todo, mientras el hombre en cuestión esta echado en un sofá tan cómodo como le es posible.

La igualdad de géneros existe, si las mujeres hacemos trabajos de hombres, ¿Por qué los hombres no pueden hacer labores que normalmente son “obligaciones” de la mujer? Mujer, consiente a tu hombre, pero exígele que te consienta también.

Básicos, esto es para ustedes: Nosotras morimos por ustedes, cierto, pero de vez en cuando preocúpense por los detalles, vayan más allá de lo que se les pide, sientan de verdad, sufran de verdad, piensen por ustedes mismos, reaccionen más allá de lo básico, no les pido que nos entiendan, pero sí que traten de hacerlo. No te quedes sentado todo el día en el sofá mientras tu mujer hace todo, levántate, ayúdala, se parte del todo de tu mujer.

posted under | 5 Comments

ESPERA TU MOMENTO



A veces tenemos sentimientos que no son propios de lo que somos, sentimos una presión en el pecho, un ahogo, sentimos que dejamos de ser nosotros mismos.



Hace poco estaba literalmente verde de envidia, nunca me había pasado, me sentí el peor desecho del mundo. Me parecía que esa persona a la que tanto envidiaba obtenía todo sin ningún esfuerzo, mientras yo lo que hacía era prepararme y buscar oportunidades para superarme, pero, por uno u otro motivo no conseguía nada.


Llore, llore como una tonta, no comprendía lo que pasaba. ¿Por qué si me esfuerzo tanto no consigo ni la mitad de lo que ella tiene?, caí en un estado depresivo. El remedio perfecto, las palabras de un ser importante en mi vida, “Sé que no eres mala (Así me sentía) y lo que sientes es normal, simplemente Dios está preparando algo mejor para ti”.


Así llego mi hora, no sé si es una oportunidad mejor o peor que las que se le presentaron a la otra persona, pero es mía, es mi momento, la hora de brillar y lo más importante estoy haciendo lo que me gusta, lo que me llena. Ahora veo que me estoy encaminando hacia el futuro que quiero, ahora sé que tanto trabajo, esfuerzo y dedicación vale la pena, porque tarde o temprano llegara a ti lo que realmente te conviene y no el capricho por el que envidias y lloras.


Espera que llegue la oportunidad perfecta para brillar, en la espera respira y maneja la calma, pero sobre todo prepárate para dar lo mejor de ti y trabaja duro para obtener el reconocimiento que tanto quieres.


No es cuestión de suerte, cada quien tiene su momento para brillar como una estrella en la noche oscura.

DERECHOS RESERVADOS
GABRIELA TORO

posted under | 1 Comments

Mascarilla de oxígeno

La vida siempre nos presenta momentos para hacernos salir adelante, momentos malos y buenos, la capacidad de aprovechar las enseñanzas que nos trae la vida queda de parte de cada uno de nosotros y de la manera en que vemos esos momentos, ¿Somos positivos ante la vida?, ¿Negativos?


Hace poco conocí a Antonio, un hombre lleno de espiritualidad y al cual llamo (Sin que él lo sepa) "Maestro de vida", porque en cada encuentro me enseña algo que me ayuda a conocerme, a conocer mi interior, la Gabriela que soy en realidad, esa parte que todas las personas poseemos, pero que muchas veces está olvidada o no podemos conectarnos con ella por uno u otro motivo.

Antonio siempre cuenta la historia de la mascarilla de oxigeno: "Imagínate que estás en un avión que se encuentra en la mitad de una fuerte tormenta, los problemas se agravan y las mascarillas de oxígeno salen de su compartimiento, a tu lado derecho hay un niño y al izquierdo un señor mayor. ¿A quién le pondrás la mascarilla de oxígeno primero?". Mi reacción inmediata fue pensar en el niño (Quizás por pensar que no ha vivido lo suficiente y merece la oportunidad de vivir).

"¿Y tú?, ¿Cómo vas ayudar al niño y al señor mayor si tú no te colocas la mascarilla de oxígeno primero?".

Eso fue como nacer de nuevo, comprendí muchas cosas. La lógica te dice que debes colocarte la mascarilla primero, pero lo visceral te lleva a colocársela al niño. Para todo en la vida debes colocarte la mascarilla primero, o bueno para casi todo, debes pensar en ti primero, luego ocúpate de los demás.

Por ejemplo, ¿Cómo vas amar a alguien si tú no te amas a ti mismo(a)? ¿Cómo le vas a conseguir trabajo a alguien, si tú estas desempleado(a)?, ¿Cómo le vas a enseñar matemáticas a tú hijo(a), si ni tú mismo(a) sabes cómo organizar el presupuesto del hogar? y así te podemos encontrar un millón de ejemplos.

Mi recomendación para ti lector(a): Siempre analiza cuáles son tus propios problemas, búscale solución, resuelve los problemas y luego tiende la mano a quienes lo necesitan.

DERECHOS RESERVADOS
GABRIELA TORO

posted under | 0 Comments

¿Existe el hombre perfecto? 2da parte



Así como hay mujeres que le buscan las 5 patas al gato, que no aceptan a un hombre con un detallito, que están todo el tiempo pensando en su hombre ideal. También tenemos unas féminas que se entregan a cualquier hombre y no me refiero nada más a eso de entrar en la cama, hay mujeres que entregan cuerpo y alma al primer tipo que les pasa por delante, con la ilusión que ese, sea el hombre de sus sueños.




Ese es el tipo de féminas que dicen “Te amo” primero, pero lo más cumbre, lo dicen apenas a los días de haber “formalizado” un relación con un fulano, no importa el nombre, la profesión, edad, residencia… Lo importante es que el tipo este ahí, así las trate mal. He llegado a la conclusión que este tipo de mujeres se sienten o muy solas o son las propias masoquistas, porque siempre están ahí para el tipo, y el tipo está ahí solo cuando necesita que le hagan un favor o cuando está falto de cariño.



Este es el tipo de mujer que no acepta consejo de su mejor amiga y menos cuando la amiga le dice: “Ese hombre no vale la pena, te está utilizando”… También es el tipo de mujer que no aprende de sus errores y los repite constantemente.



Quizás el es miedo a estar solas o necesidad de cariño, pero es mejor estar solas que mal acompañadas. Si está es tu historia, tengo que decirte que nunca vas a estar sola, siempre va a estar la familia, las amigas, las panas (¿Y por qué no?, los amigos y los panas). Si necesitas cariño, búscalo en alguien que realmente te quiera, si conoces a un hombre no te lances a sus brazos inmediatamente, a veces es mejor ir despacio.

El hombre llegará, ten paciencia. Mi mejor consejo es que no te cierres al amor, pero tampoco te ciegues ante el inminente acantilado.



Y si eres hombre, te recomiendo que no juegues con los sentimientos de una mujer, porque tarde o temprano se te va a revertir. A demás no dejarías de llorar si realmente te enamoraras y te trataran como un perro.

DERECHOS RESERVADOS
GARIELA TORO

posted under | 3 Comments

¿Existe el hombre perfecto?



Desde pequeñas las mujeres idealizamos al hombre de nuestras vidas, desde el físico hasta los sentimientos, desde la profesión hasta las peleas que tendremos con él, incluso imaginamos como nos vamos a contentar después de la pelea.


¿Este “fenómeno” es culpa de las novelas? Posiblemente, ¿Es producto de nuestra naturaleza femenina-complicada? En gran parte. Lo cierto es que desde que jugamos con muñecas estamos marcando en cierta forma nuestro destino, si no lo creen presten atención a la historia que cuentan las niñas con sus muñecas, casi siempre son amores espinosos.

¿Cómo es posible que niñas de 5 años de edad ya lloren porque el muñeco engaño a su amada muñeca? Insisto, hay que asumirlo, es culpa de nuestra naturaleza femenina-complicada. Es cierto que hay mujeres más centradas en la vida que otras, pero siempre sale a relucir ese lado complicado y perverso que las mujeres poseemos.

¿Cómo vamos a encontrar al hombre perfecto si lo hemos imaginado, detallado y creado toda la vida? No le damos la oportunidad a un hombre que no tenga nada que ver con el hombre que hemos imaginado, ni siquiera le damos un chance a un hombre que tenga un pequeño detallito que no nos guste. ¿Qué pasa si el hombre que tanto soñamos no existe? ¿Qué pasa si ese hombre que rechazamos es el indicado para nosotros?

No digo que intentes tener una relación con todos los hombres que se pasen por tu camino, pero sí que no límites tanto el acceso a tu corazón, si ves que hay un hombre bueno que cumpla por lo menos uno de tus requisitos dale la oportunidad, no sabes si este hombre es mejor de lo que habías imaginado para ti.

Recuerda, somos nosotras mismas quienes nos complicamos a la hora de encontrar al verdadero amor o al hombre perfecto, como quieras.

DERECHOS RESERVADOS.
GABRIELA TORO

posted under | 3 Comments
Entradas más recientes Página principal

    Datos personales

    Mi foto
    Soy una chama con muchas ganas de seguir creciendo, de aprender, de enseñar, me encanta escribir, expresarme y ser yo misma. Estudié Comunicación Social porque creo firmemente que lo que necesita nuestra sociedad es comunicarse, entenderse, escucharse.

Recent Comments